Ir al contenido principal

El (a)mor / Sócrates & Zizek

.

.
.
.Fragmento de la obra de Marco Ferreri: "El Banquete" de Platón (1989)
en donde se escucha el bello discurso de Diotima hacia Sócrates.

Luego el recorte sobre el Amor de Slavoj Zizek que le hiciera Astra Taylor
frente al edificio de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires (2006).
.



Los Dioses dieron un Banquete; allí estaba Poros -hijo de la Inteligencia-, bebiendo abundante néctar...
Pesado por la embriaguéz, se durmió.

Ante las puertas, Penia -diosa de la Indigencia- llegó a mendigar los Restos del Banquete.

Cuando vió a Poros embriagado, se le ocurrió la idea de tener un hijo con él. 

El Amor es Hijo de Poros (el que tiene Recursos) y Penia (la Pobreza). Es rugoso, áspero y duro. Como su madre, es pobre. Como su padre, es valiente. Puede conquistarlo todo, y consumirlo todo.

El amor es filosófo porque es siempre amor por la Sabiduría de lo Bello.

PLATÓN
El Banquete o El Simposio
380 aC

El psicoanálisis: ¿Qué lee del Mito de Aristófanes? 
Que no buscamos "la mitad perdida"; que no hay Complementaridad sino Suplemento; que el sujeto no hace pareja con otro sujeto, sino con su falta.  Como dice Isidoro Vegh: "No encontramos la media naranja; a lo sumo un cuarto de mandarina."

La pareja del Sujeto es el Objeto. Mendigar los Restos, como en el Banquete; quiere decir ir en busca del (a): objeto agalmático que el otro esconde; único con el brillo justo para cada quien.  De allí que el trabajo del duelo es absolutamente arduo porque, como enunció Alphonse de Lamartine: "Un sólo ser nos falta y todo queda despoblado." 

(De allí también que no es que Amamos lo Bello; sino que se transforma en Bello aquello que amamos.  Por eso los Griegos decían que la Belleza es todo aquello que excita nuestros sentidos.)

El amor es violento porque pretende esa libra-de-carne; quiere que se produzca la Metáfora Amorosa: que quien tiene sea pobre y quien no tiene, pueda dar.

De allí que Lacan enunciará que el amor es "Dar lo que no se tiene..."
Porque dar lo que se tiene es capitalismo. 
Pero dar la falta quiere decir dar la castración, la libre-de-carne que el Mercader de Venecia de Shakespeare, pide.  

Muchas veces los Sujetos no pueden metaforizar ese Don en nombre del sostén de su imagen, es decir, de su narcisismo.  Por tanto se aman mucho más a ellos que al otro. De allí que una frase popular enuncia que amar es poner primero al otro.

Pero aquí nace una paradoja: ¿Cómo se puede poner primero al otro si todo amor es narcisista, si yo pretendo que el otro me ponga primero a mi?  Bien: aquí es donde debe producirse la Metáfora: es decir, el cambio de lugares; castración mediante: pasar de ser falo a ser objeto. El falo es sinónimo de tener; mientras que el objeto es la falta. ¿Se ve porqué Lacan decía que Sócrates fue el primer analista? El que tiene, el que no tiene: Penia y Poros que -cuando se produce la metáfora- aman más allá del imaginario.

El neurótico, muchas veces, cree en ese "sentimiento oceánico" del que hablaba Freud de volver a un amor incondicional que sólo existe en el Goce Absoluto.  Simplemente porque no hay ningún sujeto -barrado- por fuera de la Demanda: nadie que ame a otro puede dejar de demandarle el objeto. El amor incondicional no produce, en todo caso, más que estragos: es el de la Madre Todo Poderosa: es decir, fálica.

map

..

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

Biopolítica, Necropolítica y Psicoanálisis.

Sabemos que desde Freud, el cuerpo no es solamente ese espacio biológico, fisiológico, natural. Para Freud el cuerpo es ya una superficie psíquica puesto que está libidinizado. En toda su clínica de la histeria Freud fue advirtiendo que el organismo como tal sufría de representaciones, por ello, ahí donde se pensaba una lesión, un daño en lo real del cuerpo no se hallaba dato de ello, sino una investidura. Al respecto expone Freud: “…La lesión de las parálisis histéricas debe ser por completo independiente de la anatomía del sistema nervioso, puesto que la histeria se comporta en sus parálisis y otras manifestaciones como si la anatomía no existiera, o como si no tuviera noticia alguna de ella”. “La lesión sería entonces la abolición de la accesibilidad asociativa de la concepción del brazo. Este se comporta como si no existiera para el juego de las asociaciones. (…) Estará paralizado en proporción a la persistencia de este valor afectivo o a su disminución por medios psíquicos apropi…

Seguidores