Ir al contenido principal

Instinto-Pulsión / Espejo-Amor

.
.
.
.
.
-
-
.
.
.
.
.
.

.
Para el ser humano es imprescindible significar. El Ser Humano no se puede constituir como tal, no puede ser sujeto, no puede interactuar con otros seres humanos, si no es Significante, es decir, si nosignifica algo para alguien. Un bebé puede nacer aunque nadie lo haya deseado, pero si no llega a significar algo para alguien, no logra constituirse como sujeto deseante y sobrevive por poco tiempo. Un bebé al que se alimenta, se higieniza y se abriga sin nombrarlo, sin hablarle, sin brindarle ternura, sin tener expectativas con respecto a su desarrollo, no se constituye comosujeto deseante. En casos de bebés que por diversas circunstancias quedaron privados de alguna figura materna, se ha observado un síndrome llamado hospitalismo. La figura materna puede no ser la madre biológica.

El hospitalismo se presenta cuando un bebé no significa nada para nadie. A consecuencia del hospitalismo el bebé no desarrolla su subjetividad y tiene una expectativa de vida muy baja.

Este hecho de ser Significantes, marca nuestra diferencia esencial con todas las demás especies animales. Las demás especies se conectan con el mundo a partirde una serie de comportamientos preestablecidos genéticamente. Llamamos instintos a estas cadenas de comportamientos, que llegan a ser bastante complejas y que tienen su fuente en el organismo biológico. Cada especie animal tiene su manera de reaccionar frente al estímulo de las necesidades orgánicas. Y esa reacción genera un intercambio con el medio ambiente que desemboca en la satisfacción de la necesidad.

La Fuente de un instinto es un organismo biológico; el Objeto de los comportamientos instintivos es conseguir aquello que satisface la necesidad, es conseguir aquello que demanda el organismo biológico para desarrollarse y para reproducirse. O sea que los comportamientos instintivos cumplen con la finalidad de satisfacer las necesidades de un organismo biológico. Pese a que en el lenguaje cotidiano llamamos instintivos a los actos que responden a impulsos para los que no encontramos una explicación racional, nuestras acciones irracionales, no son instintivas. El Instinto determina una serie de comportamientos que se desencadena a partir de un estímulo específico.

Los comportamientos instintivos ponen en contacto al organismo biológico con su entorno posibilitando el intercambio de los elementos que necesita para sobrevivir. Ese mecanismo instintivo, sólo se desencadena en los ecosistemas específicos.  En el laboratorio hay que lograr condiciones parecidas a las del hábitat natural de la especie en estudio, para que se desencadenen los comportamientos instintivos. El entorno adecuado, es condición de posibilidad para los comportamientos instintivos.

En el ser humano no existe nada de esto. Por eso decimos que el Ser Humano no tiene ningún instinto. Cualquier animal, en su hábitat natural, sabe lo que tiene que comer.  Nosotros no.  Nosotros para saber qué comer, tenemos que mirar el canal Gourmet.  Esta diferencia se debe al hecho de que Somos Significantes.

Nosotros, los seres humanos, nos constituimos como Sujetos en función de significar algo para alguien. No contamos con un saber instintivo que nos avise qué debemos comer, con quién tenemos que aparearnos, etcétera. La falta de ese saber, hace que ningún objeto que consigamos sea suficiente.  Los objetos que alcanzamos, Satisfacen nuestras necesidades biológicas. Pero nuestra satisfacción siempre es parcial. Porque hay una demanda específica del ser humano, que ningún objeto satisface plenamente. Eso que los seres humanos siempre demandamos, siempre buscamos y nunca alcanzamos es nuestra Completud.

Los seres humanos necesitamos y buscamos durante toda nuestra vida, la repetición del Encuentro Fundante.  Necesitamos el Amor.

El Amor en el sentido más profundo, el amor que nos hace sentir que somos uno con el otro, el amor que nos une a los demás seres humanos.  Freud comenzó tratando de explicar las conductas humanas como resultado del conflicto entre el instinto de auto-conservación y el instinto de conservación de la especie. Pero, se fue encontrando con comportamientos complejos, imposibles de reducir a este esquema.  Más adelante, buscó en el conflicto entre el Yo y la Sexualidad, la explicación de nuestras conductas. Pero estos conceptos también demostraron ser insuficientes para dar cuenta de la infinita diversidad de los comportamientos humanos. Freud siguió investigando y poco a poco fue llegando a la pulsión de vida y la pulsión de muerte, que luego Lacan desarrolló hasta llegar a la idea de Deseo y de goce.

Todo Significante está necesariamente, relacionado con otro Significante. Y esta característica del significante, tiene mucho que ver con el amor.  En el orden simbólico, tampoco hay significantes aislados, todo significante es parte de una cadena de significantes.

(...)

El Ser Humano, como Significante que es, también necesita reconocerse en un Semejante para poder constituirse.  El ser humano no puede constituirse como tal, si no se reconoce en un semejante.  Esto de reconocerse en el semejante, es el encuentro fundante del Amor. Por eso Lacan va a decir que el Ser Humano se constituye en Espejo.

El espejo de la teoría lacaniana, se refiere a esta necesidad de reconocernos en el semejante, que es condición de posibilidad para constituirnos como seres humanos. Entre los 6 y los 18 meses, el bebé se queda embobado frente a su imagen en el espejo. Esto lo describe Gesell en sus observaciones acerca de qué hacen los bebés en cada etapa de su desarrollo. Lacan toma esta atracción que ejerce sobre el bebé el reflejo de su imagen, como metáfora de la forma en que se constituye nuestro psiquismo.  Porque la subjetividad se constituye sólo si podemos vernos en un espejo, metafóricamente hablando, por supuesto.

No vayan a creer que los ciegos no somos sujetos deseantes.

(...)

... El hombre va a buscar la perfección del espejo, va a buscar la completud de su imagen. Esa perfección, o completud, no la va a encontrar nunca, y la va a estar deseando hasta su muerte. Por eso para Lacan, el Estadio del Espejo caracteriza lo que va a ser toda la vida del sujeto. Y eso es el Amor.



Carlos Alberto Prada
Psicoanalista, sociólogo.

CURSO DE VERANO
APROXIMACIÓN AL PSICOANÁLISIS

CLASE 2 ; 18 DE ENERO DE 2006

http://appcap.blogspot.com

.
.
.

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

Biopolítica, Necropolítica y Psicoanálisis.

Sabemos que desde Freud, el cuerpo no es solamente ese espacio biológico, fisiológico, natural. Para Freud el cuerpo es ya una superficie psíquica puesto que está libidinizado. En toda su clínica de la histeria Freud fue advirtiendo que el organismo como tal sufría de representaciones, por ello, ahí donde se pensaba una lesión, un daño en lo real del cuerpo no se hallaba dato de ello, sino una investidura. Al respecto expone Freud: “…La lesión de las parálisis histéricas debe ser por completo independiente de la anatomía del sistema nervioso, puesto que la histeria se comporta en sus parálisis y otras manifestaciones como si la anatomía no existiera, o como si no tuviera noticia alguna de ella”. “La lesión sería entonces la abolición de la accesibilidad asociativa de la concepción del brazo. Este se comporta como si no existiera para el juego de las asociaciones. (…) Estará paralizado en proporción a la persistencia de este valor afectivo o a su disminución por medios psíquicos apropi…

Seguidores