Ir al contenido principal

Definición de lo Cómodo

.
.
DIÀLOGO-A
.
-¿Por qué prefieres este trabajo?
-Porque me pagan bien; si tengo suerte asciendo de jerarquìa,
está muy cerca de mi casa y encima no me disgusta demasiado.
Mis compañeros laborales son casi casi mis amigos y la verdad
tampoco tengo jefes que me desesperen...
Sé que tengo muchas habilidades para otras cosas,
incluso me han dicho que talento; pero la vida es dura... Acá estoy cómodo.
.
-¿Por qué prefieres esta casa y no aquella otra?
-No hay más que verla: cuatro baños, amplios jardines,
ventanales a todos lados, acá -como ves- tenés el quincho
y todo el espacio para la pileta...
Y por acá, si te esfuerzas un poco, ya se ve el río.
Aparte, te soy sincero, me queda tan cerca de la casa de mis padres...
En definitiva: es una casa cómoda.
.
- ¿Por què prefieres estar conmigo?
- Porque estoy cómodo.
.
.
DIÀLOGO-B
.
-¿Por qué prefieres este trabajo?
-Porque inexplicablemente no podría vivir haciendo otra cosa más que esto; tengo la tendencia de que si laburo de lo que no amo ya no puedo levantarme para cumplir la tarea... Incluso quizàs pueda hacer mejor otras cosas... Sin embargo la gente que me conoce dice que amo tanto lo que hago que no podrìa hacer nada mejor que esto. Sé que muchas veces mi trabajo me incomoda... No tengo un buen sueldo, a veces incluso estoy semanas sin cobrar y sin clientes... Pero no sè: prefiero esa incomodidad a sostener una seguridad sin alma.
.
-¿Por qué prefieres esta casa y no aquella otra?
-Porque inexplicablemente me atrapan algunos significantes: mis amigos me ayudaron a buscarla, una de mis ex parejas me ayudò con ciertos artefactos, mueblería y yerbas necesarias... Con otra "ex" la decoramos juntos, incluso armamos un jardincito chico pero amistoso: con amigos y colegas lo compartimos por las noches encendiendo algunas velas... Sé que es un poco incòmoda, por eso es inexplicable, sè que apenas tiene dos cuartos; sé incluso que no tiene un estilo arquitectònico; pero ya me he apropiado tanto que juzgo imposible un lugar que sólo signifique confort. Te dirìa más: si tuviese que elegir una sòla razón sería esta: acá planté un tallito y ahora se transformó en ese pequeño árbol que puedes ver en aquella maseta. Esta casa tiene el sol justo para que mis plantas crezcan.
.
-¿Por què prefieres estar conmigo?
-Porque inexplicablemente te amo: porque no puedo dormirme sin tus abrazos ni amanecer sin tu mirada... Porque tambièn inexplicablemente me gustan muchos otros cuerpos pero no puedo dejar de pensar en el tuyo... Incluso no me puedo permitir que otro cuerpo me toque.
Porque por más que quisiera -y mirá que lo intento- es más fuerte que yo, a pesar de que muchas veces estoy tan incòmodo...
.
.
La Comodidad:
esa triste libra-de-carne que el sujeto
paga al capitalismo en defensa de
la soledad, la seguridad y el confort;
renegando y obturando
su deseo.
.
map
.
.

Entradas populares de este blog

Amar: dar lo que no se tiene a quien no es.

“Amar es dar lo que no se tiene, a quien no es”-Apotegma añejado por Jacques Lacan que a veces no se entiende. Si bien lo hemos dicho muchas veces en esta Blog (siempre que hablamos de Narcisismo, por ejemplo) merece ser abordado una vez más, ya que de esto se trata todo el secreto donde radica “la solución, doctor?” de todo conflicto entre dos sujetos que hablan.
Suena categórico y hasta paradigmático: es que lo es. Si creemos que la letra con sangre no entra (a diferencia de muchos -incluso políticos del Primer Mundo del Capitalismo- que piensan que al fuego hay que responderle con fuego) y si creemos que –aunque suene romanticón o naif- el amor es la única cura posible para la neurosis (que no tiene cura); entonces es claro que suene un apotegma riguroso.
El adagio de esa singular frase se debe descomponer así:
1)Amar es dar.  Es decir: entregar, ceder.  ¿Qué cosa? 2)Lo que no se tiene. Es decir: la falta. Es decir: lo que Lacan bautizó como el objeto-a: un objeto que no existe porque…

Sartre / El Salto del Sujeto.

Nietzsche sabía que la esperanza es la mayor causa de la infelicidad. El Buda –a diferencia de la máxima Cristiana: “Espera el mañana, allí vivirás un mundo mejor”-  también promulgó el mismo apotegma Nietzschiano: “Abandona la esperanza, abandona el deseo, y entonces vivirás el aquí y ahora.”  Jacques Lacan identificó a la esperanza como “las mañanas que cantan” y dijo haber tenido noticia de cómo en su nombre muchos sujetos se dirigían al suicidio. La cuestión es que la esperanza –y su padre: el deseo- es un problema del sujeto inmerso en el lenguaje. El problema es del lenguaje. Gracias al lenguaje amamos, deseamos, tenemos esperanza; pero sólo por el lenguaje –y a diferencia del animal- somos esclavos de ello mismo. Es decir: no tenemos un deseo; el deseo nos tiene. Hay un deseo al que se le supone un Sujeto. El Sujeto está atrapado –dominado- por el deseo que lo constituyó como tal.
En estos tiempos donde nos venden buzones de todos los colores -buzones que hemos comprado desde la…

la pèrdida en el horizonte

- - - - ¿Se acuerda de aquel libro de Vinicius de Moraes, Para vivir un gran amor? ¿Qué necesita uno para vivir un gran amor?
.
—Lo primero es animarse a correr el riesgo. Lo que yo observo en el consultorio, como una de las grandes barreras para el amor, es el temor de la mayoría de los humanos a correr el riesgo de la pérdida. Toda relación de amor presupone que alguno de los dos va a perder al otro. El otro puede morir o dejar de querernos. No hay ningún amor que no tenga en el horizonte la pérdida. Y hay que animarse a tolerar esa posibilidad. Mucha gente, porque no se anima a perder, vive perdiendo. Quiero decir: dan por perdido el amor antes de haberlo vivido. Eso es mucho más relevante, numéricamente, de lo que se supone. Inclusive, hay mucha gente a la que usted ve en pareja, casados o no, y sabe que ya no se aman. Uno los escucha hablar y se da cuenta de que no se animan a disolver su pareja y a armar otra nueva porque ya han dado por perdido el amor. Y han dado por perdido el amor…

Seguidores