Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 17, 2016

El incendio (del goce)

Amores que no mueren, matan. Amores que matan, nunca mueren. J. Sabina

Walt Whitman enunció que quien camina un minuto sin amor, camina amortajado hacia su funeral. Quizás por eso algunos sujetos prefieran incendiarse lentamente enamorados a estar separados, pero lejos del fuego del amor. En la película “El incendio” de Juan Schnitman, el posible funeral está siempre presente con la finitud que se instala en relación a la tensión doméstica recurrente que viven Lucía y Marcelo. Ella, explotando (incluso con su conversión hacia lo somático); él, implotandohasta que ya no puede y se brota en la escena que desemboca en la coda de la obra. Ambos,implorando con artilugios neuróticos: como nos recordaba Jacques Lacan, el neurótico se caracteriza por no poder hablar bien, que incluye –obviamente- el tempo de su partitura sintomática.  De allí que en el final de análisis, se trata de una ética del goce: la ética del Bien Decir.
“El incendio” tiene muchas aristas de lectura freudiana. La historia s…

Seguidores