Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 1, 2011

Lo Inconsciente, la Falla y el Amor

. . . . . . . Jacques Lacan –en un contexto donde James Joyce ha tenido obvia influencia- dictó en 1977 su seminario 24 con un título bifronte que juega con los neologismos: L’insu que sait de l’une-bévue s’aile à mourre y L’insuccès de l’Unbewusste c’est l’amour; es decir: Lo no sabido que sabe de la equivocación se va a la morra o El Fracaso de lo Inconsciente es el Amor. (1) Es decir: el amor es lo que suple la falta, la equivocación, lo inconsciente. Lo inconsciente –vía la falla, vía la Represión que nunca es total- trabaja permanentemente en los bordes de un agujero: el significante falla y por eso se escucha, porque miente. Porque donde el analizante puede enunciar “zombis” el analista puede escuchar “son bi” y remitir a “son dos”. Donde el analizante enuncia “pollo con vino”, el analista escucha: “yo con bi, no”.(2)

En torno a esos bordes, alrededor de esos límites, el EGO (YO) tratará de cerrar la hiancia que la falla produce. Pensemos que –como bien enuncia Lacan al principio de s…